Hermann Hesse, el solitario de la estepa.

HERMANN HESSE

Tal día como hoy hace 54 años fallecía en Montagnola (Suiza) Hermann Hesse, uno de los grandes hacedores de la culminación de la novela del siglo XX; genio e intelectual, estuvo muy influido por la filosofía oriental. Tres de sus obras más reconocidas son El lobo estepario —una de las mejores novelas jamás escritas—, Demian Siddhartha. Como curiosidad, también cultivó su pasión por la pintura a partir de los cuarenta años.

Citas propias:

«”Reales”, llama el burgués sólo a las cosas que todos, o por lo menos la mayoría, perciben de modo semejante».

 

«La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla».

 

«El auténtico escritor no se dedica a modular cosas bonitas para los lectores, sino únicamente debe aclararse a sí mismo e interpretar mediante la magia de la palabra su propio ser y sus vivencias, resulte bonito o feo, bueno o malo».

 

«Nunca he pensado que los proyectos de Hitler, Mussolini y Franco, que son estúpidos y nocivos, puedan compararse con el gran proyecto del comunismo que es necesario. Y sin embargo, los hombres que dirigen el comunismo son culpables de toda clase de opresión. Todo hace pensar que sólo renovándose a sí mismo el hombre podrá renovar el mundo».

 

«El hombre no es de ninguna manera un ser firme y duradero, es más bien un ensayo y una transición, no es otra cosa sino el puente estrecho y peligroso entre la naturaleza y el espíritu. Hacia el espíritu, hacia Dios, lo impulsa la determinación más íntima; hacia la naturaleza en retorno a la madre, lo atrae el más íntimo deseo: entre ambos poderes vacila su vida temblando de miedo».

 

«Lo más triste del pueblo español es su gran propensión a ser manipulados por los poderosos».

 

«Hay quienes se consideran perfectos, pero es sólo porque exigen menos de sí mismos».

 

«Cuando se teme a alguien es porque a ese alguien le hemos concedido poder sobre nosotros».

 

«Ninguna persona puede ver y comprender en otros lo que ella misma no ha vivido».

 

«La práctica debería ser producto de la reflexión, no al contrario».

 

«Una y otra vez se aferra uno a las cosas a las que ha tomado cariño y piensa que se trata de fidelidad, pero es solo pereza».

 

«No digas de ningún sentimiento que es pequeño o indigno. No vivimos de otra cosa que de nuestros pobres, hermosos y magníficos sentimientos, y cada uno de ellos contra el que cometemos una injusticia es una estrella que apagamos».

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s